Carne el nuevo plan de la UE enfurece a los

Carne, el nuevo plan de la UE enfurece a los agricultores


Si fuera un invento divertido, sería un rompecabezas imposible de desentrañar. Pero lamentablemente no lo es. Aquí está en juego el futuro: por un lado la sostenibilidad medioambiental europea y, por otro, el sector económico vinculado a la ganadería, que vale 170.000 millones de euros y emplea a cuatro millones de personas en la UE. Solo en Italia, la facturación es de 40 mil millones de euros y los empleados son 520 mil: 250 mil en el campo, 270 mil en empresas procesadoras de alimentos (sin calcular derivados no alimentarios: artículos de cuero, biomédicos, cosméticos y detergentes, alimentos para mascotas, orgánicos fertilizantes, biomasa para energías renovables). Por lo tanto, no es la pelea habitual entre vegetarianos y omnívoros, sino algo mucho más complejo que está a punto de estallar. En junio, de hecho, se pedirá al Parlamento Europeo que apruebe el plan estratégico De la granja a la mesa (del productor al consumidor) destinado a interrumpir estructuralmente la producción de alimentos.


Coldiretti, más de 11 mil millones de comida y vino sin vender en restaurantes

LOS OBSTÁCULOS

El objetivo del Green Deal de la Comisión Von der Leyen es, con razón, ambicioso: Europa aspira a convertirse en para 2050 el primer continente con impacto climático cero y para ello, la estrategia F2F requiere sistemas alimentarios sostenibles y saludables para las personas y el planeta.
El plan prevé la limitación del uso de fertilizantes, el aumento de la agricultura ecológica, un menor consumo de carne. Así, un ciclón corre el riesgo de golpear el sector cárnico, tanto que ha empujado a las principales asociaciones del sector ganadero a cancelar años de competencia. Productores de Bélgica, Italia, Francia, España, Alemania, Portugal y Polonia reunidos bajo la Voz del Ganadero Europeo, argumentan que dentro del plan europeo algunas paradojas se transforman de hecho en obstáculos para la transición verde. El líder son los italianos de la Sustainable Meat Association. «Con Alemania, explica el presidente Giuseppe Pulina, somos el país más avanzado en la promoción de la cría circular de animales y la sostenibilidad energética. Con la producción de gas de las granjas, podemos alimentar 500.000 coches eléctricos inteligentes con un kilometraje anual de 20.000 kilómetros cada uno ».

India, la gripe aviar se propaga: Nueva Delhi cierra zoológicos y mercados

Los agricultores no se hacen responsables del cambio climático. «Los datos reclaman Pulina – demuestra que das Las granjas europeas solo obtienen el 7,2% de todas las emisiones, ya hoy es la mitad de la media mundial que es del 14,5%. ¿No sería paradójico reducir la producción y luego verse obligado a importar carne de otros países menos eficientes que tienen un mayor impacto en el medio ambiente? ». Incoherente, según European Livestock Voice, es el objetivo contemporáneo para 2030 de reducir el uso de fertilizantes en un 20% y aumentar la producción orgánica en un 25%. «Pero para eliminar los fertilizantes químicos, apunta Pulina, se necesita ganado, cuyo estiércol permite fertilizar el suelo de forma natural».

Droga elaborada con sangre de caballos, informa asociación: «Son torturados»

La Sustainable Meat Association también juzga como un prejuicio la acusación de que las granjas roban tierras para la nutrición humana. “Durante los últimos 60 años, Pulina afirma que el suelo utilizado para la agricultura y el pastoreo en Europa se ha mantenido constante, mientras que la población ha crecido en 125 millones de personas. Además, la tierra boscosa ha crecido en 8,5 millones de hectáreas. Significa que el sector ganadero ha aumentado su eficiencia productiva, sin utilizar más superficie ». Los animales agregan a los agricultores: son naturalmente complementarios a nuestra vida porque el 86% de su dieta se basa en partes de plantas no digeribles, como pasto, heno y residuos de cultivos. En resumen, los agricultores comparten el objetivo de construir un sistema alimentario sostenible que proteja el medio ambiente y el bienestar animal, pero quieren tener voz. Como todas las grandes organizaciones, Pulina afirma que los tiempos de respuesta de la UE son lentos, pero creemos que nuestro mensaje estos días es contundente y claro ”.