DENTRO DE LA UE La contradiccion y las condiciones

DENTRO DE LA UE / La contradicción y las condiciones que «desinflan» la Recuperación

Para Italia, el nombramiento del Plan de recuperación. De hecho, a finales de mes, el Gobierno deberá presentar el Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia en Bruselas tras compartirlo con el Parlamento. El Fondo de Recuperación, por su parte, no solo está «bloqueado» por el Tribunal Constitucional alemán, que detuvo el proceso de ratificación en Alemania, sino que, en un documento de trabajo de la Comisión de Industria del Parlamento Europeo, se destaca que tiene «muy alta objetivos, que rozan lo irreal o lo incompatible «. No es exactamente un juicio halagador sobre el plan con el que Europa pretende salir de la crisis teniendo en cuenta, además, que proviene de una institución comunitaria. “He leído acerca de este juicio y he visto el pasaje al que se refiere. El documento, que es un informe técnico, destaca un elemento de contradicción bastante evidente ”, dice Massimo D’Antoni, profesor de Finanzas de la Universidad de Siena.

¿Cual?

Se pide que el Fondo de Recuperación sea, por un lado, una respuesta a una situación de emergencia, y por otro, una iniciativa que debe llevar a cabo transformaciones estructurales a largo plazo. Todo ello en cumplimiento de plazos extremadamente estrictos, incluso por parte de países (aquí se menciona a Italia) que están atrasados ​​en la implementación de los compromisos asumidos en el pasado. El escepticismo de los redactores del informe me parece compartido, el plan estaba cargado de expectativas un tanto excesivas, principalmente por motivos políticos.

En el último Consejo Europeo, Draghi volvió a proponer los eurobonos. Casi al mismo tiempo, el Tribunal Constitucional alemán bloqueó el proceso de ratificación del fondo de recuperación, que ya había recibido el visto bueno del Bundesrat y el Bundestag. ¿Sólo una coincidencia?

¿Me está preguntando si la decisión de la corte alemana es una respuesta a la salida de Draghi? No creo que exista tal relación causa / efecto. Pero eso ni siquiera es una coincidencia. Lo diría de esta manera: la respuesta a la pandemia ha empujado a la UE en la dirección de compartir algunas medidas de gasto, con la provisión de una emisión de deuda común. Ante la posibilidad de que este paso represente el inicio de una unión fiscal de facto, por un lado están los que ponen en juego aludiendo a los límites de su propia Constitución pero también al hecho de que tales decisiones deben tomarse explícitamente y no determinada por una política de «hechos consumados». Por otro lado, hay quienes, como Draghi, quieren empujar más explícitamente en la dirección de una verdadera unión fiscal; la referencia a los eurobonos es vaga (hay muchas variantes de la propuesta), pero el sentido político es claro. Son líneas opuestas, pero también veo un elemento común en la intención de plantear la pregunta de forma explícita, de ponerla sobre la mesa.

Según un portavoz de Bruselas, la decisión del Tribunal Constitucional alemán no provocará retrasos y el proceso de ratificación del fondo de recuperación por parte de todos los países miembros se llevará a cabo dentro de la mitad del año. ¿Qué piensas?

Me parece que existe cierto acuerdo en que el Tribunal ha adquirido ahora la competencia técnica para una respuesta rápida. Sobre el resultado me resulta difícil responder, deberíamos preguntarle a algún jurista que también sea un atento observador de la política alemana. A juzgar por el pasado, deberíamos concluir que incluso en este caso habrá mucho ruido pero ningún efecto práctico, pero también hay quienes invitan a no dar demasiado por sentado el visto bueno.

Italia es hasta ahora el único país que parece dispuesto a utilizar la totalidad de los fondos prestados del Fondo de Recuperación. ¿Está mal Italia o los otros países están equivocados?

Sigo pensando que pedir prestado en los mercados es preferible a pedir prestado a instituciones internacionales. Estos últimos, como acreedores, tienen inevitablemente un poder de negociación diferente, que a menudo se manifiesta en la capacidad de imponer condiciones al deudor. También fue la razón subyacente de mi oposición al MEDE. Es cierto que la UE no es el MEDE, pero sigo creyendo que Italia debería minimizar el uso de estos préstamos.

El Fondo de Recuperación se concibió hace casi un año y quizás con una expectativa diferente sobre la duración de la pandemia y su impacto en la economía. A la luz también de lo que Estados Unidos ha puesto en marcha, ¿debería revisarse el plan europeo o acompañarse de alguna otra intervención?

Las intervenciones adicionales las están llevando a cabo los Estados. Francamente, no veo la necesidad de más acciones a nivel europeo. Como hemos visto, Europa avanza más lentamente y con mucho más en juego, mientras que la pandemia ha requerido acciones rápidas y completas, que se han llevado a cabo a expensas de los presupuestos nacionales. Sin embargo, me parece que en este momento la respuesta debe venir sobre todo del lado de la salida de la pandemia. Salir de él antes incluso de unos meses resultará en una gran ventaja en términos económicos. En comparación con los EE. UU. O incluso el Reino Unido solo, Europa corre el riesgo de pagar un alto precio por las vacunas retrasadas. Donde Europa debería hacer más es dotarse de una infraestructura de investigación más adecuada y la capacidad de movilizar rápidamente la capacidad de producción en los sectores médico y farmacéutico. La idea de que no necesitas producir tú mismo porque en una economía globalizada siempre puedes comprar lo que necesitas en el mercado me parece que ha mostrado todos sus límites.

Regresamos a eurobonos. Hay quienes señalan que con el Fondo de Recuperación se contempla la emisión de bonos por parte de la UE, en la práctica una forma de eurobonos. ¿Qué piensas?

Como mencioné, hay muchas propuestas diferentes bajo el título “Eurobonos”. Cuando se introdujo la posibilidad de los valores europeos para financiar el Fondo de Recuperación, hubo quienes descorcharon el vino espumoso diciendo: ¡aquí están los eurobonos! En realidad, las propuestas de eurobonos adelantadas en el pasado se referían a la deuda existente y la posibilidad de mutualizar al menos una parte de la misma, lo que actualmente no está previsto en absoluto. Por supuesto, es totalmente legítimo llamar eurobonos a los valores de deuda europeos y pensar que este es el primer paso en la dirección de la mutualización del stock de deuda existente. La dificultad aquí es que los niveles de endeudamiento son muy diferentes y actualmente es impensable que otros países europeos estén dispuestos a asumir nuestra deuda. Pero el juego inmediato me parece que concierne a un punto menos ambicioso pero importante: el carácter excepcional o permanente de estas emisiones. Alemania subrayó en todos los sentidos que la emisión de bonos europeos debe entenderse absolutamente como temporal, Draghi adoptó una posición diferente, hablando también de la importancia de un activo seguro para los mercados financieros europeos.

(Lorenzo Torrisi)

– – – –

Necesitamos su opinión para seguir brindándole información independiente y de calidad.

APOYANOS. DONA AHORA HACIENDO CLIC AQUÍ

© REPRODUCCIÓN RESERVADA