En 2020, el consumo italiano cae por debajo de la media de la UE

El consumo individual real de los italianos se derrumbó en 2020 por primera vez por debajo de la media de la UE-27: en el año de la pandemia, el consumo de los europeos fue de 100 en promedio – leemos en las tablas de Eurostat sobre el PIB – los italianos tenían un consumo individual de 98,7 , frente a 102,1 en 2019. En la práctica, tuvieron un consumo de 19.290 euros frente a los 19.560 de la media de la UE-27.

En comparación con 2019, se han perdido más de 1.700 euros frente a los mil perdidos por la UE-27 de media. En 2000, año en el que se inició la serie temporal, los italianos contaban con un índice de 120.
Si miramos el producto interior bruto a precios de mercado, siempre como porcentaje del PIB per cápita en la UE27, Italia pierde posiciones de 95,2 a 92,8 mientras que Alemania crece de 133,2 a 135,2.
Los datos sobre el PIB y el consumo están vinculados a la tendencia de la pandemia Covid 19 y al largo período de bloqueo experimentado por Italia seguido de restricciones en las actividades económicas, especialmente en los servicios. El producto interior bruto per cápita a precios corrientes en 2020 descendió en Italia de 29.680 a 27.500 euros con una pérdida de más de 2.000 euros frente a los 1.510 perdidos de media en la UE-27 (de 31.170 a 29.660). El gasto en consumo final de los hogares, según Eurostat, disminuyó de 1.087.25 mil millones en 2019 a 958.493 en 2020 con una disminución del 11,84% (más de 128 mil millones menos).