Europa-Santa Sede, peregrinación a Roma por 50 años de relaciones diplomáticas

El «Iter Europaeum», una iniciativa en la que participarán, durante ocho domingos, 27 iglesias en Roma simbólicas para cada país miembro de la UE, arranca hoy 9 de mayo, con una misa en San Giovanni in Laterano

Salvatore Cernuzio – Ciudad del Vaticano

Un “paseo” que atraviesa idealmente toda Europa, siguiendo un camino de historia y diplomacia, de diálogo y ecumenismo, que reúne a los 27 países miembros y sus Iglesias de referencia en Roma, corazón del cristianismo. Hoy, 9 de mayo, comienza el «Día de Europa» o «Día Schuman» “Iter Europaeum”, Un proyecto lanzado por la UE en el 50 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas formales con la Santa Sede. Una celebración que duró más de un mes, hasta el 27 de junio, para fortalecer y profundizar los lazos.

El título en latín, para recordar a Carlomagno

La elección de un título en latín no es casual. Hay dos razones, como explica a Vatican News la embajadora de la UE ante la Santa Sede, diplomática de origen holandés, Alexandra Valkenburg-Roelofs: la primera está ligada a la difícil elección de un idioma común para los estados miembros; luego, el hecho de que el latín recuerda la memoria de Carlomagno, punto de referencia para la unificación de los países europeos.

Misa en San Giovanni in Laterano con el vicario De Donatis

El primer paso del «Iter» se completa hoy a las 12 en San Giovanni in Laterano, con la Misa presidida por el Cardenal Vicario Angelo De Donatis. Desde la Basílica Papal comienza la «peregrinación» a las demás Iglesias romanas: cada país europeo ha elegido el suyo por motivos históricos o porque es un punto de referencia para su comunidad en la capital, no solo las Iglesias católicas, sino también las iglesias luterana y ortodoxa, testimonio de la rica herencia cultural y religiosa de la UE.

Santi Quattro Coronati, un mensaje de paz desde Letonia

Desde San Giovanni, los participantes de hoy, con una asistencia reducida debido a las restricciones de la pandemia, continuarán a pie hasta la cercana Basílica de Santi Quattro Coronati, un lugar de culto elegido por Letonia. El acto, al que asistirá el presidente Egils Levits, pretende ser «un mensaje de paz, solidaridad, integración social para otros países», explica la embajadora de Letonia ante la Santa Sede, Elita Kuzma. «Letonia en este sentido es muy fuerte, por eso podemos estar orgullosos», añade, recordando cómo la nación de Europa del Este, en esta época de renacimiento, «vive y transmite» los valores reafirmados por el Papa Francisco en sus encíclicas: el multilateralismo , democracia, paz, desarrollo sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

En San Clemente, la oración de la República Checa en el signo de Cirilo y Metodio

Subiendo el Esquilino, los ‘peregrinos europeos’ se trasladarán a la Basílica de San Clemente, elegida por la República Checa debido al «fuerte vínculo histórico» con este lugar que alberga la tumba de San Cirilo. El santo fue «enviado en el siglo IX desde Bizancio a la Gran Moravia donde, con su hermano San Metodio, realizó una gran labor misionera», recuerda el embajador de la República Checa ante la Santa Sede, Václav Kolaja. Incluso hoy, explica, la Iglesia «goza de un gran respeto» y representa «tradicionalmente uno de los destinos romanos más importantes para los peregrinos checos». En San Clemente, los huéspedes serán recibidos con canciones y oraciones, luego se ofrecerá una visita guiada. Juntos rezarán por Europa, como siempre afirma Kolaja, «para que no se olvide de fortalecer y desarrollar, en su esfuerzo por la integración, también la dignidad trascendental del ser humano».

Santo Stefano Rotondo, el «hogar» de la comunidad húngara

El primer día de caminata terminará en Santo Stefano Rotondo, una iglesia del siglo V en el Celio, considerada la iglesia nacional húngara en Roma. Es aquí donde decenas de familias se reúnen cada mes para la celebración de la Misa: “Estamos muy apegados a la Misa, el gran encuentro húngaro en Roma es la Misa mensual”, subraya el Embajador Eduard von Habsburg. “Existe una fuerte comunidad de sacerdotes y seminaristas húngaros que viven en el Germanicum o en el instituto pontificio de via Giulia. Todos los creyentes se encuentran con gran alegría en nuestra hermosa y antigua iglesia de Santo Stefano, que es también la iglesia titular del cardenal József Mindszenty «, el heroico primado de Hungría, cuyo aniversario se celebró el pasado 6 de mayo. Muerte.» Visitantes – dice von Habsburgo: no solo verá una de las iglesias más antiguas de Roma, con las pinturas del martirio en las paredes que siempre dan escalofríos, sino también una columna que explica la historia de esta iglesia y la comunidad húngara de Roma. ser paneles de la exposición Mindszenty ”.

La «caminata» continúa hasta el 27 de junio

Para los siete domingos siguientes se organizarán otras etapas de la «caminata», con el fin de visitar las 25 iglesias elegidas. Entre estos, por nombrar algunos, San Pietro in Montorio (España); Santa Maria del Priorato (Malta); San Teodoro en Palatino (Grecia y Chipre). Cada día comenzará con una misa, celebrada en el idioma nacional, luego se recitarán oraciones, se interpretarán canciones religiosas o se ofrecerán visitas guiadas. Además, en cada iglesia, los participantes encontrarán dioses. tótem que explicará el vínculo y la historia entre el estado miembro de la UE y la Santa Sede, así como con la Iglesia elegida.

Última misa en el Cementerio Teutónico, en el corazón del Vaticano

El último día llevará a todos los participantes al corazón del Vaticano, en el Camposanto Teutonico, el cementerio germánico más antiguo de Roma que alberga las tumbas de personas de alto linaje de origen austriaco, suizo, luxemburgués, belga, flamenco. En esta franja de tierra, encrucijada de historias y culturas, se celebrará una misa que concluirá todo el «Iter», recuerdo de medio siglo de relaciones diplomáticas, esperanza de un futuro de colaboración cada vez mayor en la protección de los valores que siempre han vinculado a la Santa Sede y la Europa Unida. «Tantos valores» -como señala Silvia Kofler, ministra consejera de la embajada de la UE ante la Santa Sede- inspirados en los numerosos «desafíos» a los que el mundo todavía se enfrenta hoy: «La protección de los derechos humanos, la inmigración, la anulación de la pena de muerte, la protección del medio ambiente, las relaciones con los países pobres y en desarrollo, el multilateralismo, la eliminación de conflictos y el compromiso con la paz ”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *