1618496295 La UE y el paquete legislativo de 330 000 millones

La UE y el paquete legislativo de 330 000 millones EUR sobre política de cohesión

La UE pondrá a disposición más de 330 000 millones de euros para proyectos regionales y locales durante el período 2021-2027 a través de los Fondos Estructurales para ayudar a reducir las disparidades económicas y fomentar la recuperación de la pandemia. Esto da testimonio de la política de cohesión que está siguiendo la UE.

Los embajadores de los Estados miembros ante la UE aprobaron los textos legislativos que rigen los fondos, que ascienden a casi un tercio del presupuesto de siete años de la UE, confirmando así el acuerdo político alcanzado con el Parlamento Europeo.

La política de cohesión está en el centro de la solidaridad europea, ya que los ciudadanos pueden sentir su impacto sobre el terreno. Se benefician las regiones, los trabajadores y las empresas. El paquete legislativo para el nuevo período de programación apoyará la recuperación de la UE y las transiciones ecológicas y digitales Nelson de Souza, ministro portugués de Planificación

Política de cohesión: nuevas prioridades de inversión

El paquete de cohesión 2021-2027 prevé inversiones plurianuales, en las que la mayoría de los recursos se asignarán a los países y regiones menos desarrollados con el fin de promover la cohesión social, económica y territorial en toda la UE. En el actual entorno de crisis, además de mitigar los efectos sociales y económicos a largo plazo de la pandemia de COVID-19, esto también contribuirá al funcionamiento del mercado único.

Los colegisladores acordaron cinco nuevos objetivos estratégicos, que reflejan las principales prioridades de la UE:

  • una Europa más competitiva e inteligente
  • una Europa más verde y resiliente a las bajas emisiones de carbono, pero en transición hacia una economía neta con cero emisiones de carbono
  • una Europa más conectada
  • una Europa más social e inclusiva a través de la implementación del pilar europeo de derechos sociales
  • una Europa más cercana a los ciudadanos

Los proyectos financiados por los fondos van desde infraestructura de transporte, hospitales y atención médica, energía limpia, gestión del agua, desarrollo urbano sostenible, investigación, innovación y digitalización hasta programas de empleo, inclusión social, educación y formación.

Simplificación y eficiencia

La nueva legislación simplifica las reglas, reduce la burocracia y asegura un uso más eficiente de los recursos.

Es importante destacar que se ha vinculado al Semestre Europeo, un marco de coordinación de políticas económicas dentro del cual se formulan recomendaciones para reformas estructurales a nivel nacional. Esto proporcionará a los Estados miembros orientación sobre la mejor manera de invertir el dinero de los fondos para lograr un mayor impacto a nivel regional y local.

Además, el acceso a los recursos de cohesión está sujeto al cumplimiento de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea y la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

La legislación propuesta también prevé un seguimiento eficaz del mercado de la contratación pública y una mayor transparencia, ya que los Estados miembros proporcionarán información más detallada sobre los beneficiarios de la financiación.

Acción climática

En conjunto, alrededor del 30% de los Fondos Estructurales contribuirá a la descarbonización de la economía, con un coeficiente climático específico para cada tipo de actividad inversora. Los proyectos también deberán respetar el principio de “no causar daños significativos”, en consonancia con los objetivos medioambientales de la UE.

Antígeno - Kit de prueba rápida Covid-19

Respuesta a la crisis

En 2020, la política de cohesión resultó fundamental para dar una respuesta inmediata a la pandemia de COVID-19. Al cambiar las normas actuales, fue posible poner rápidamente a disposición de los Estados miembros la liquidez de los créditos no utilizados, con la flexibilidad necesaria para poder utilizarla donde más se necesitaba. Sobre la base de esta experiencia, se ha agregado una nueva disposición para el uso temporal de fondos en respuesta a futuras emergencias.

Próximos pasos

Se espera que el Parlamento Europeo confirme el acuerdo político en marzo. Si bien es probable que el proyecto de reglamento entre en vigor en junio, una vez finalizado por los juristas lingüistas, las asignaciones de los Estados miembros entrarán en vigor a partir del 1 de enero de 2021.