La Unión Europea ha impuesto nuevas sanciones contra la junta militar de Myanmar

La Unión Europea ha impuesto nuevas sanciones contra la junta militar de Myanmar, que en febrero pasado tomó el poder por la fuerza, derrocando al gobierno electo y arrestando a sus líderes. Las sanciones fueron impuestas a 10 personas (además de las 25 ya sancionadas) y a dos empresas controladas por la junta, que a su vez controlan cientos de empresas en el país con intereses en muchos sectores. Las nuevas sanciones incluyen la prohibición de viajar a la Unión Europea, el congelamiento de cuentas bancarias y la imposibilidad de que las personas sancionadas utilicen varios tipos de fondos y financiamiento europeos.

Las sanciones anteriormente en vigor ya incluían un embargo sobre la venta de armas, la prohibición de la venta del material denominado de «doble uso», que por tanto puede ser utilizado tanto para fines civiles como militares, y la prohibición de iniciar cualquier tipo de cooperación militar con el régimen birmano.