32789 1618348213 ZUQEzR EU EFE

Los planes de España para gastar los fondos de recuperación de Covid de la UE ‘crearán 800.000 puestos de trabajo’

El gobierno de ESPAÑA ha señalado dónde está considerando gastar fondos de la Unión Europea para ayudar a que la economía se recupere, y que cree que creará hasta 800.000 puestos de trabajo.

El presidente Pedro Sánchez califica el plan de reformas como « la mayor oportunidad para España desde su entrada en la UE », y prevé que aumentará el PIB del país en dos puntos porcentuales al menos durante los próximos dos años más o menos, por encima de cualquier otro aumento. puede experimentar hasta el final del ‘Estado de alarma’ y las empresas podrán reabrir por completo en todo el país.

El plan final de Sánchez, una vez acordado por el Consejo de Ministros, deberá presentarse a Bruselas a más tardar el 30 de abril.

“Ocasiones como esta solo ocurren un par de veces al siglo como mucho, y no vamos a dejarlo pasar”, dijo Sánchez, quien dice que el borrador del desglose del gasto es el resultado de ‘meses de trabajo técnico y político a múltiples niveles y en diálogo permanente con la Comisión Europea ”.

“Queremos reparar la economía tras una década de la peor recesión económica y la peor pandemia en más de un siglo”, dijo Sánchez, quien habló de ‘remediar’ los vestigios que quedan de lo que él llama ‘austericidio’ y ‘un debilitamiento del Estado de bienestar ‘al’ modernizar la economía, la administración, la burocracia ‘, así como’ aumentar la productividad y el empleo de buena calidad ‘, cerrar las brechas salariales sociales y de género y’ impulsar la economía verde ‘, con el enfoque en’ verde ‘y ‘digital’ o ‘econología’, como la llama Sánchez, junto con ‘consistencia y cohesión social y territorial’ e ‘igualdad de género’.

A más largo plazo, los planes de gasto de las subvenciones de la UE cubrirán 110 inversiones importantes y 102 reformas a lo largo de seis años, aunque Sánchez no se ha expandido mucho en lo que supondrá estas últimas, solo refiriéndose a cambios en el sistema energético, internacionalización de empresas, fiscal y de pensiones. reformas.

Pero fue más específico en las áreas de inversión, detallando un ‘mapa de ruta’ para los primeros 70.000 millones de euros adeudados desde Bruselas, de los cuales el 39% se destinará a la ‘transición ecológica’, el 29% a la ‘transformación digital’, 10,5 % a educación y formación, y 7% a ciencia, investigación y productividad.

La mayor parte del bote se destinará a promover la compra de automóviles eléctricos y la movilidad sostenible, con 13.200 millones de euros que se reservarán; algo más de la mitad de esta cantidad, o 6.820 millones de euros, se destinará a la renovación de viviendas y la regeneración urbana.

Las sumas para otras áreas son muy similares: modernización de la administración y la burocracia, y reducción de la cultura del empleo temporal en el sector público en favor de puestos permanentes (4.320 millones de euros); digitalizar las pequeñas y medianas empresas (4.100 millones de euros); el despliegue de 5G (4.000 millones de euros); desarrollar nuevas políticas industriales y de eliminación de residuos (3780 millones de euros); un ‘plan de competencia digital’ a nivel nacional (3.600 millones de euros); reactivar e impulsar la industria del turismo y hacerla más competitiva (3.400 millones de euros); promoción de la ciencia y la innovación (3.380 millones de euros); y el despliegue de energías renovables (3.170 millones de euros).

Estas inversiones se realizarán entre ahora y finales del año 2023.

El presidente de España califica el plan como «un esfuerzo de modernización sin precedentes», que compara con el «esfuerzo de transformación» que realizó el país cuando se convirtió por primera vez en un Estado miembro de la UE.

El plan se ha elaborado e incluía aportaciones de ‘todas las partes que se han interesado’, dice Sánchez.

La ministra de Economía y segunda vicepresidenta, Nadia Calviño, se reunirá con empresas y sindicatos a finales de esta semana para explicarles el esquema como parte de su proceso de aprobación antes de enviarlo a Bruselas.