OCDE, el número de enfermeras en Italia está por debajo de la media de la UE

OCDE, el número de enfermeras en Italia está por debajo de la media de la UE
OCDE, el número de enfermeras en Italia está por debajo de la media de la UE

ROMA – Según el « Perfil de salud 2019 » de Italia publicado por la OCDE y la Comisión Europea en 2020, el número de médicos en Italia es superior a la media de la UE: 4,0 frente a 3,6 por 1.000 habitantes en 2017 (pero los médicos de familia son disminuyendo y, en todo caso, su media de edad es superior a los 55 años), mientras que en la práctica totalidad de los países de Europa occidental (excepto España) trabajan menos enfermeras y su número es considerablemente inferior a la media de la UE (5,8 enfermeras por 1.000 habitantes frente a 8,5 en la UE) Según datos de Eurostat, la Oficina de Estadística de la Unión Europea, en 2016 Italia tenía 557 enfermeras cada 100.000 habitantes (disminuyó en los años siguientes), mientras que seis países de la UE 28, incluidos los principales socios (como Alemania y Francia) ), superaron las 1.000 (de 1.172 en Luxemburgo a 1.019 en Francia) y otras siete, incluido el Reino Unido, se situaron sin embargo entre 981 enfermeras por cada 100.000 habitantes de Dinamarca y 610 de Estonia. Incluso si solo quisiéramos alcanzar el nivel promedio de estos países, a Italia le faltarían entre 50 y 60 mil enfermeras, subraya Fnopi, Federación Nacional de las órdenes de las profesiones de enfermería.

Para ello, debemos adaptarnos a Europa, previendo más enfermeras en formación y empleo, con avances evidentes en la eliminación de la escasez global para 2030. La Comisión Europea destaca que todos los planes nacionales para la realización de la cobertura sanitaria universal formulan propuestas específicas para mejorar y desarrollar el rol de las enfermeras como profesionales de la salud más cercanos a la comunidad. Al menos el 75% de los países tienen una enfermera con la responsabilidad de la « alta dirección en asuntos de salud »: lo que se necesita es una red global de liderazgo en enfermería. Desde el último contrato, anterior al de 2018, por motivos de contención económica, se han producido numerosos bloques de rotación (la rotación fisiológica del personal), superados únicamente por las medidas introducidas por el Decreto de Crecimiento en 2019.

Entre las medidas e intervenciones de emergencia que siguieron durante el período de la pandemia COVID-19, una en particular, el Decreto de Relanzamiento (ley 44/2020), dispuso la integración del personal de enfermería, primero con contratos flexibles, luego, a partir de 2021, con contratos indefinidos. En particular, en lo que respecta a la Enfermera de Familia / Comunidad, que tiene un fuerte papel en el área también de acuerdo con las previsiones del Plan de Recuperación enviadas a Bruselas. Sin embargo, la intervención, aunque absolutamente meritoria, es parcial y cubre las necesidades relacionadas con la emergencia, pues al parametrizar el número de personas crónicas y no autosuficientes a las necesidades expresadas de asistencia territorial, FNOPI ha cuantificado un número óptimo de familias. / enfermeras comunitarias en aproximadamente el doble del número planeado hasta ahora. es un profesional de la salud que reconoce y busca movilizar recursos dentro de las comunidades, incluyendo las habilidades, conocimientos y tiempo de individuos, grupos y organizaciones comunitarias para la promoción de la salud y el bienestar de la comunidad, buscando incrementar el control de las personas sobre su bienestar .

Según las Regiones, es un punto de referencia para toda la población (por ejemplo, para personas mayores, para pacientes crónicos, para escuelas e instituciones educativas que atienden a niños y adolescentes, para estructuras residenciales no autosuficientes), con especial atención a debilidades. Además, en condiciones epidemiológicas particulares (como, precisamente, la del COVID-19), su intervención puede orientarse al manejo de un sector poblacional específico (ej. Para el rastreo y seguimiento de casos, asistiendo a la USCA, en colaboración con General Profesionales e Higiene Pública, así como en campañas de vacunación). Uno de los grandes problemas a enfrentar con respecto al crecimiento y aumento de responsabilidades y especializaciones de la profesión de enfermería, es sin duda el de los salarios. » personal no gerencial », incluso si muchas enfermeras están encargadas de funciones y responsabilidades de coordinación también de los distritos de salud. También de esto surge la necesidad de un área de enfermería separada, en la que sea posible reconocer los diferentes niveles de responsabilidad y mérito y prever una adecuada, consecuente, remuneración, enfatiza Fnopi: » Lo cierto es que las enfermeras italianas son las los peor pagados entre los de los estados más industrializados de Europa y de todo el mundo occidental ».

En cuanto a la pandemia, las enfermeras son la categoría del personal sanitario más contagiado por Sars-Cov-2: obviamente, sobre todo por el altísimo nivel de proximidad con los enfermos que nunca los dejan solos. fueron el primer personal de salud en vacunarse), hay una disminución de las infecciones: una cifra que, por un lado, es positiva, dada la actual escasez de personal en los servicios de salud, por otro, obviamente lo es para el menor. número de sujetos implicados en la infección y, por tanto, con menores secuelas personales y menores riesgos para los pacientes de los que no pueden evitar estar cerca. En cuanto a las muertes de enfermeras, hay un mayor número en particular (pero no solo) en el Regiones sujetas a la primera fase de la pandemia, cuando, es decir, cuando no existían suficientes equipos de protección personal para garantizar la seguridad.

Las enfermeras empleadas son unas 385.000 de las más de 454.000 inscritas en los registros: representan casi la mitad de todos los profesionales que trabajan en la salud. Casi todas las enfermeras trabajan en el Servicio de Salud y, de ellas, alrededor de 268.000 están empleadas por el Servicio de Salud. Sólo una pequeña minoría, 4.000 para ser exactos, en diferentes clases de actividad económica. La gran mayoría de enfermeras (77,7%) trabaja en los servicios hospitalarios. Luego están los que trabajan a tiempo parcial (principalmente mujeres, 98%): 27.500 (cada tres corresponde a una unidad de trabajo a tiempo completo).

Articulo deItalpress

Colaborador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *