1617603122 Otro monolito alienigena aparece en Espana esta vez en la

Otro monolito «alienígena» aparece en España, esta vez en la playa de la Costa Brava

AQUELLOS que pensaban que la ‘fiebre del monolito’ inspirada en Stanley Kubrick, que se extendió por todo el mundo en diciembre, se había enfriado por completo, se sentirán satisfechos o molestos al saber que todavía arde intensamente: esta vez apareció en España otro poste de metal de forma cuadrada en una playa de la Costa Brava.

En noviembre, un monolito de acero similar a la «tarjeta de visita» dejada por extraterrestres en el famoso e impreciso futurista 2001: Odisea del espacio -que dejó a los fanáticos del cine saliendo de los cines aturdidos y confundidos después de su proyección en 1968- apareció de la nada en el desierto de Utah, luego apareció otro en la carretera de la costa central que atraviesa California.

Entre ellos, uno surgió en Rumania y otro en Holanda; la quinta de la ‘serie’ apareció en España a principios de diciembre en una ladera sobre la ciudad de Ayllón, en la provincia de Segovia, Castilla y León, y se cree que ha sido la primera del mundo que no ha sido derrocada por los las autoridades competentes.

De hecho, el alcalde de Ayllón visitó el lugar la mañana en que «salió» y dijo que lo habían restaurado tres veces después de que lo derribaran.

Desde entonces, han aparecido otros en el Reino Unido y Polonia, aunque de todos los monolitos vistos hasta ahora, la asociación que dice ser el instigador dice que solo está detrás de los monolitos de Utah y California.

El grupo homónimo ‘The Most Famous Artist’, con sede en el estado de Nuevo México, ha negado cualquier conexión con las distintas versiones europeas, pero dice que le complace ver que la tendencia se está imponiendo.

No se sabe a ciencia cierta de dónde salió el monolito de Ayllón, ni el que aparentemente surgió del suelo en la ciudad de Castell-Platja d’Aro (provincia de Girona) hoy (martes).

Estaba situado en las arenas de la playa de Sa Conca, en el núcleo residencial de S’Agaró, y tiene forma triangular; a diferencia del poste de acero gris metalizado mate de Ayllón, éste es de cromo brillante o acero inoxidable, y su remate es inclinado en lugar de cuadrado como la versión de la provincia de Segovia.

Una fuente del ayuntamiento dijo que la playa estaba llena de residentes y visitantes de otras partes de Cataluña que se dirigían a la Costa Brava antes del fin de semana de Pascua.

Algunos inicialmente pensaron que el municipio había instalado una ducha pública en la playa, pero no pudieron averiguar cómo abrir el agua.

El grupo local de cinéfilos, Asociación Arocinema, tomó fotos esta mañana y las publicó en las redes sociales, tres de las cuales se muestran aquí.

Por el momento, no está claro si permanecerá en el sitio como un imán turístico o si el municipio lo eliminará.

Como sucede en la arena, el reflejo del sol sobre la superficie brillante no debería generar técnicamente un riesgo de incendio, aunque los árboles de las dunas pueden ser vulnerables a esto, por lo que no se quedará allí para siempre.