Para el jefe de diplomacia alemán, Maas, Europa necesita una comunicación «fuerte y sostenible» con China

Anteriormente, el jefe de política exterior de la UE, Josep Borrell, dijo que la respuesta inmediata de Pekín a las sanciones del 22 de marzo creó «una nueva atmósfera» y «una nueva situación» para las relaciones chino-europeas.

El ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, dijo que la Unión Europea necesita fuertes canales de comunicación con Beijing, y señaló que el «desacoplamiento» está mal.

Maas señaló que China ha sido descrita «como socio, competidor y rival sistémico al mismo tiempo» en la Unión Europea.

«En todas estas direcciones necesitamos canales de comunicación fuertes y sostenibles con Beijing. El desacoplamiento es el camino equivocado», dijo el canciller antes de una reunión por videoconferencia con su homólogo chino Wang Yi.

Las tensiones entre China y la UE estallaron en marzo cuando Estados Unidos, la Unión Europea, el Reino Unido y Canadá anunciaron sanciones contra varios funcionarios chinos tras acusaciones de violaciones de derechos humanos contra musulmanes uigures. Xinjiang, en particular por arrestos y represiones, campos de trabajo y restricciones a la libertad religiosa.

China ha rechazado repetidamente las acusaciones, señalando que los uigures asisten a centros de educación y formación profesional como parte de un programa de desradicalización que busca integrarlos en la sociedad.

Beijing respondió con sanciones recíprocas, dirigidas a 10 funcionarios de la UE, cinco parlamentarios británicos, un profesor, un abogado y cuatro entidades británicas, prohibiéndoles hacer negocios con China.