Prisiones informe del Consejo de Europa 1203 presos por cada

Prisiones, informe del Consejo de Europa: «120,3 presos por cada 100 plazas, una media de 1,9 por celda. Peor sólo en Turquía»

Las cárceles italianas se encuentran entre las más hacinamiento en la Unión Europea. De acuerdo a relación Espacio del Consejo de Europa sobre la situación en las cárceles de los 47 estados miembros de esta organización para la promoción de los derechos humanos en el continente, Italia solo registra mejores datos que Pavo. Al final de Enero de 2020 en las cárceles de nuestro país había 120 reclusos para cada 100 plazas, con una media de 1,9 por celda. En Turquía los prisioneros son 127 por cada 100 asientos, en promedio 11 reclusos para cada celda.

A nivel comunitario, al mismo tiempo en Bélgica había 117 reclusos para cada 100 asientos, en Francia y Chipre 116, en Hungría y Rumania 113, en Grecia y Eslovenia 109. Italia es también el país de la Unión Europea con el mayor número de presos que tiene mas de 50 años. Los mayores de 50 años son 15.820 y representan el 26% de la población carcelaria italiana. El porcentaje italiano de reclusos mayores de 50 años supera con creces la media del 14,8% de los países miembros del Consejo de Europa.

Segundo Marcelo Aebi, a cargo del informe, si observamos las tendencias de la población carcelaria en Italia desde 2000, el país parece tener dos formas de resolver el problema del hacinamiento: la primera es «reducir la duración de las condenas», y la segunda es «construir más cárceles», también porque, dice Aebi, «la amnistías, como el de 2006, no resuelven el problema ”.

«Los resultados son alarmantes pero, lamentablemente, no me sorprenden», dice el senador del Partido Demócrata. Monica Cirinnà, secretario de la Comisión de Justicia. “Desde hace tiempo he denunciado, junto a muchos y muchos otros, la situación desastrosa del hacinamiento en las cárceles. Hoy tenemos la confirmación: en esto Italia es la peor de Europa. Es, sencillamente, una vergüenza y una flagrante violación de la Constitución, agravada aún más por la emergencia sanitaria: ¿cómo se puede implementar el artículo 27 si no se garantizan a los detenidos unas condiciones mínimas de existencia digna? ”. “Lo he dicho muchas veces – prosigue – y lo vuelvo a repetir: el perfil civil de un Estado, y la fuerza misma de la democracia y el Estado de derecho se miden sobre todo en el grado de protección de la dignidad de las personas. confiado a la custodia del estado. Dirijo un llamamiento al ministro Cartabia, que siempre ha demostrado, como académico y como Presidente del Tribunal Constitucional, una sensibilidad poco común en estos temas: afrontemos la cuestión de una vez por todas, Gobierno y Parlamento juntos, con valentía y sin vacilaciones ”.

(Imagen de archivo)