1618920621 Se acepta la propuesta UE EEUU De acuerdo entre las partes

Se acepta la propuesta UE-EE.UU. De acuerdo entre las partes. Michel en Tbilisi el martes 20 de abril – EURACTIV Italia

La ex nación soviética, baluarte de Occidente en el Cáucaso cada vez más dividida entre la influencia rusa y turca, se encuentra todavía en la espiral de tensiones que se viene produciendo desde las elecciones de octubre pasado: la estipulación podría decretar un punto de inflexión.

En Georgia, el partido gobernante Georgian Dream y la oposición firmaron un acuerdo mediado por la UE el lunes 19 de abril para poner fin a una crisis política que ha durado meses y ha suscitado preocupaciones en Occidente. Este es un paso importante para la normalización democrática en el país caucásico, que pone fin al boicot parlamentario de la oposición y allana el camino para amplias reformas electorales y judiciales.

El acuerdo anticrisis, que fue presentado la víspera por el presidente del Consejo Europeo Charles Michel, fue firmado por los representantes de todos los partidos políticos, pero la principal fuerza de oposición, el Movimiento Nacional Unido (UNM), ha precisado que Dará seguimiento sólo «después de que (su líder encarcelado, ed.) Melia sea liberado de la prisión como lo exige el acuerdo», dijo a AFP Salomé Samadashvili, uno de los líderes del partido que firmó el pacto.

Michel, que supervisó la firma en enlace de video desde Bruselas, elogió el acuerdo como «una forma verdaderamente europea de resolver la crisis», y agregó que el acuerdo «es el punto de partida» del trabajo de la política «para consolidar la democracia» georgiana «y para hacer avanzar a Georgia en su futuro euroatlántico «. El presidente del Consejo Europeo planea una visita a Tbilisi el martes para discutir pasos comunes con líderes políticos georgianos para fortalecer los lazos entre Bruselas y la aspirante a nación de la UE en el lejano sudeste de Europa.

Los movimientos UE-EE. UU. De los últimos días

La crisis política interna en Georgia, que ha continuado desde octubre de 2020 y que no encuentra solución, corre el riesgo de provocar una desestabilización más profunda. Occidente está muy preocupado por la ex federación soviética, políticamente orientada hacia Occidente y fuertemente convencido de que quiere entrar en la Europa que importa.

Por este motivo, la Unión Europea y Estados Unidos han emitido una declaración conjunta pidiendo a «todos los miembros del parlamento de Georgia» que firmen el acuerdo que propuso el presidente del Consejo Europeo Michel el pasado 18 de abril.

«Después de casi seis meses de negociaciones – se lee en el sitio web del Servicio Europeo de Acción Exterior (Eeas) -, los ciudadanos de Georgia han dejado claro que quieren que termine la crisis política y que todos los miembros electos trabajen juntos en el Parlamento y afronten el Serios desafíos que debe enfrentar el país, incluidos los regionales, Covid y la crisis económica ”.

«Las reformas institucionales del acuerdo – continúan – representan un progreso importante para el desarrollo democrático de Georgia y son de considerable beneficio para sus ciudadanos, ya que ayudan a crear un poder judicial más independiente, procesos electorales más fuertes y un Parlamento que puede reflejar mejor las voces de todo el pueblo georgiano ”.

«La aceptación de este compromiso, finalmente, demuestra el valor y el compromiso de todas las partes de anteponer las necesidades de los ciudadanos de Georgia a los intereses de cualquier partido político».

La nota, difundida por los portavoces del alto representante para la política exterior de la UE, Josep Borrell, y el Departamento de Estado estadounidense, encabezado por Antony Blinken, destaca por tanto el creciente intercambio entre Bruselas y Washington en comparación con las regiones del extremo sureste de Europa. Constituyen las fronteras del sur de Rusia y, por tanto, las fronteras con el «Occidente» político, dado el posicionamiento de Tbilisi en la arena internacional.

Moscú también controla con la Guerra de 2008 de facto Abjasia y Osetia del Sur, regiones georgianas que se han convertido en estados independientes (con un reconocimiento internacional muy limitado) en la órbita rusa.

En Euractiv.com nos enteramos de que «los firmantes», dentro de una semana, «se comprometen a resolver» los casos de lo que se llama una justicia «politizada» que habría puesto a varios manifestantes y líderes políticos en la cárcel. Esta cláusula se refiere al caso penal del líder Unm Melia, acusado de organizar violencia masiva durante las protestas antigubernamentales en 2019.

«Los partidos reconocen su diferente valoración de las elecciones de 2020 y acuerdan asumir sus mandatos parlamentarios y participar en futuras elecciones sobre la base de la reforma electoral acordada aquí», se lee.

Las elecciones parlamentarias «totalmente proporcionales» y los «criterios claros» para el recuento de las papeletas son otros aspectos que exige explícitamente el acuerdo, que también pide que se permita a «expertos nacionales e internacionales de confianza invitados» examinar las disputas electorales, entre una serie de otras propuestas se completará antes de las elecciones locales de octubre.

«Se deberían convocar elecciones parlamentarias anticipadas en 2022 si el partido Georgian Dream obtiene menos del 43% en las elecciones del próximo otoño», se entera de Euractiv.com. Además, «se establece el poder compartido en el Parlamento, según el cual los parlamentarios de la oposición presidirían cinco comités, incluidos los comités clave relacionados con las relaciones exteriores, los derechos o el presupuesto».

El texto también incluye reformas para mejorar el sistema judicial con una pausa en los nombramientos de la Corte Suprema, hasta que se apruebe una nueva legislación, que se adoptará dentro de un año, lo que garantiza una mayor transparencia.