Sofagate la UE se retira de la controversia Draghi Erdogan No

Sofagate, la UE se retira de la controversia Draghi-Erdoğan: «No nos corresponde a nosotros juzgar a la gente». «Sin comentarios» de Alemania

De pavo los ataques continúan contra Mario Draghi, después de que el primer ministro, durante la rueda de prensa del jueves, definiera al jefe del estado turco, Recep Tayyip Erdoğan, «A dictador con el que debemos cooperar «. Habla el vicepresidente turco Fuat Oktay que, sin pelos en la lengua, recuerda al primer ministro de pasado fascista del país: «Si quiere ver qué es una dictadura -declaró- debe mirar la historia reciente» de su país «y la verá muy clara». Y mientras desde Ankara pide al Primer Ministro que retire sus declaraciones y se disculpe, Europa se está escapando, y parece querer dejar sólo Roma y Ankara para resolver el caso diplomático que se ha planteado, para no comprometer las relaciones con Bruselas, fundamental para varios expedientes, sobre toda la gestión de los flujos migratorios.

La UE se retira de la controversia Draghi.Erdogan: “No nos corresponde a nosotros juzgar a la gente”. «Sin comentarios» de Alemania
La vergüenza en los pasillos deUnión Europea y entre Estados miembros, en particular el Alemania, es palpable. Por un lado, la conciencia de que las palabras de Draghi, aunque rotas y poco diplomáticas, no difieren mucho de la realidad, teniendo en cuenta que, además del rudo protocolo hacia Ursula von der Leyen, estamos hablando de un país que desde el fallido golpe de 2016 ha estado usando la excusa de la seguridad nacional para encarcelar a miles de periodistas, profesores, activistas y, en general, críticos del gobierno de Ankara. Por otro lado, sin embargo, la evidencia de que Turquía representa un País fundamental para Europa, especialmente en el expediente migrantes.

Por lo tanto, la Comisión de la UE con uno de sus portavoces, en el curso de la habitual reunión informativa del mediodía a Edificio Berlaymont, afirmó que “Turquía es un país que tiene un parlamento electo y un presidente electo, hacia el cual tenemos una serie de inquietudes y con el que cooperamos en muchos sectores. Es una imagen compleja, pero no le corresponde a la UE calificar un sistema o una personaLuego agregó que las preocupaciones de la UE hacia Ankara «se refieren a la libertad de expresión, los derechos fundamentales, la situación del sistema judicial». Una posición bastante tibia, dado que fue el propio jefe de la comisión quien sufrió lo que muchos han leído como una afrenta directa a una líder femenina.

Por otro lado, ni siquiera de Berlina, principal patrocinador de los acuerdos con Ankara pero también amigo del gobierno de Draghi, toma posiciones. En dos ocasiones, el portavoz del gobierno federal, Ulrike Demmer, de hecho, prefirió recurrir a ‘sin comentarios’ para no herir la sensibilidad de las partes involucradas. Tanto cuando se le pidió que comentara las palabras de Draghi («no comentamos las declaraciones de los jefes de Estado y de gobierno») como cuando fue invitada a opinar sobre el protocolo adoptado durante la visita de von der Leyen y Michel a Ankara («No hago comentarios sobre cuestiones de protocolo. Debemos dirigirnos a la Comisión Europea y la Secretaría del Consejo Europeo, que ya han expresado su opinión»). Una posición difícil de tomar, la alemana: si por un lado estamos hablando del país más importante entre esos miembros de la Unión Europea y que se ha manifestado reiteradamente en apoyo de derechos humanos, el ultimo caso es el affaire Navalnypor otro lado, Berlín también es el principal patrocinador de los acuerdos con Turquía. Esto se debe a que Ankara, desde 2015, ha mantenido su mano en el grifo de los flujos migratorios a lo largo del Ruta balcánica, sigue amenazando con enviar a los aproximadamente 4 millones de refugiados sirios acogidos de conformidad con los acuerdos alcanzados con Bruselas a la frontera con Grecia. Migrantes que llegarían en masa también y sobre todo a Alemania, un país que más que ningún otro ha abierto sus puertas a los refugiados de Oriente Medio. Además, debe recordarse que el Comunidad turca en Alemania es muy numerosa y un enfrentamiento con el presidente Erdogan también podría generar tensiones internas.

Los únicos que se pronunciaron en apoyo de Draghi en Bruselas son los eurodiputados que integran el comisión de defensa de los derechos de la mujer e igualdad de género, según el cual el «misoginia del presidente turco y la inercia del presidente del Consejo Europeo Charles Michel”Debe estar subrayado. Evelyn Regner de los socialistas, presidente de la comisión, habló de «falta de respeto» que “va más allá de la persona y la institución” y que “demuestra una vez más lo que hay que hacer para apoyar a las mujeres en puestos de liderazgo”. Los otros componentes no son menos difíciles, comenzando por el vicepresidente. Eugenia Rodríguez Palop (Gue / Ngl) está convencido de que «el desprecio mostrado hacia el presidente von der Leyen, que se quedó sin silla, es un ejemplo de la campaña contra los derechos de las mujeres en Turquía». El tercer vicepresidente se hizo eco de ella. Elissavet Vozemberg (Ppe) que habló del «comportamiento inaceptable y despectivo de Erdogan hacia el presidente de la Comisión». Robert Biedron (Socialistas), cuarto vicepresidente, criticó la «falta de respeto total de Erdogan no solo hacia la igualdad de género, sino también hacia el protocolo diplomático». El eurodiputado Frances Fitzgerald (Ppe) en cambio habló de «sexismo diario en los más altos niveles de la política y la diplomacia ”, mientras María Noichl (S&D) destacó la «clara responsabilidad también por parte de Charles Michel».

El vicepresidente turco: «Queremos las disculpas de Draghi»
Oktay «condenó» las palabras del primer ministro italiano en Twitter y dio a conocer que el gobierno de Ankara exige una «disculpa»: «Lo condeno -explicó- declaraciones audaces y escandalosas del primer ministro Draghi sobre nuestro presidente, que a lo largo de su vida ha sido por los intereses de su país y su nación, se ha opuesto a todas las formas de fascismo y mecenazgo y ha ganado todas las elecciones con gran confianza por parte del pueblo ”.

Anoche, poco después de las palabras pronunciadas por Draghi, el embajador de Italia en Ankara, Massimo Gaiani, fue convocado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Turquía, que protestó oficialmente por «las inaceptables declaraciones del Primer Ministro italiano». Durante la entrevista con Gaiani, el viceministro de Relaciones Exteriores y director de asuntos de la UE lee en una nota Faruk Kaymakci, dijo que Turquía «condena enérgicamente las declaraciones del primer ministro italiano designado», y destacó que Erdogan es «un líder que ha sido elegido con el mayor voto de apoyo popular en Europa y que esperamos estos declaraciones impertinentes e inapropiadas, que no podemos relacionar de ninguna manera con la amistad y alianza turco-italiana, se retiran inmediatamente ”. Kaymakci también argumentó que «las declaraciones, hechas sin conocimiento de los acuerdos protocolares sobre las visitas de los presidentes del Consejo de la UE y la Comisión de la UE al país son inaceptables, que nadie debe cuestionar la hospitalidad de Turquía, que Turquía no participará en discusiones sin sentido y maliciosas dentro de la UE y que encuentran en vano los esfuerzos para socavar la agenda positiva Turquía-UE ”.