1618095878 Todas las restricciones sobre el uso de la vacuna AstraZeneca

Todas las restricciones sobre el uso de la vacuna AstraZeneca en Europa, país por país

En cuanto a los problemas de seguridad de la vacuna Vaxzevria / AstraZeneca contra Covid-19, las ralentizaciones, las suspensiones y los reinicios se han superpuesto en Europa desde hace semanas. Primero se encuentran también la reunión de los ministros de salud de la Unión Europea, luego el pronunciamiento de la EMA Prac sobre los riesgos potenciales de eventos adversos relacionados con AstraZeneca, y ahora sobre el suero sin paz, el desarrollado por la Universidad de Oxford. Cuestionado en Gran Bretaña, donde la autoridad sanitaria ha «aconsejado» el cese de las vacunaciones para los más jóvenes, como ya ha ocurrido en Alemania, Holanda y otros estados de la UE.

Reino Unido

Mejor Pfizer o Moderna y no AstraZeneca para personas menores de 30 años. Esta es la receta que figura en el informe actualizado de la MHRA, la autoridad farmacéutica del Reino Unido. La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios informó que la vacuna anglo-sueca tiene enormes beneficios, pero no se ofrecerá a personas menores de 30 años debido al raro riesgo de coágulos de sangre. La decisión se tomó después de que ocurrieran 79 sospechas de trombosis, de las cuales 19 fatales, de los casi veinte millones de dosis ya administradas: por lo tanto, aproximadamente una muerte en un millón.

Alemania

Alemania fue el primer país de la UE en destacar los posibles riesgos asociados con la vacuna AstraZeneca, bloqueando su administración durante unos días a partir del 15 de marzo, decisión que luego fue apoyada por varios países europeos, entre ellos Italia. Vaxzevria está recomendado actualmente por la Comisión Permanente de Vacunación (Stiko) solo para personas de 60 años o más. «La recomendación se basa en análisis en profundidad de la situación actual de los datos, teniendo en cuenta la situación actual de la pandemia». También Alemania fue en ese momento la primera nación en abrirse a la «combinación» de vacunas para las segundas dosis. De hecho, la propia Stiko indicó, ante los retiros, el uso de Pfizer y Moderna para los menores de 60 años que ya recibieron la primera dosis de AstraZeneca.

Francia

Dado el avance de la campaña de vacunación, que afectará principalmente a las poblaciones ancianas en los próximos dos meses, y la existencia de alternativas para los más jóvenes, en Francia se ha recomendado el uso de la vacuna AstraZeneca solo para mayores de 55 años. Queda ahora la cuestión de los 600.000 franceses menores de 55 años que ya han recibido una primera dosis de la vacuna Oxford. No se excluye la posibilidad de utilizar Pfizer y Moderna para segundas dosis.

España

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han acordado administrar AstraZeneca solo en el estrecho rango entre los que tienen 60 y los que tienen 69 años. La ministra de Salud, Carolina Dias, explicó que en las próximas horas se tomará una decisión sobre cómo proceder con los menores de 60 años que ya recibieron la primera dosis de esta vacuna. «Estamos a la espera de ver si la evidencia científica respalda administrar la segunda dosis con otra vacuna o dejar solo una dosis, ya que la hoja de datos muestra que esto proporciona un 70% de efectividad», dijo el ministro Darias.

Holanda

Primero la decisión de suspender el uso de Vaxzevria / AstraZeneca para menores de 60 años, luego la de bloquearlo para todos, luego ayer la confirmación de administrarlo solo a mayores de 60 años. «Las personas mayores de 60 años, nacidas en 1960 o antes, pueden continuar recibiendo una inyección de AstraZeneca de manera segura. Las personas menores de 60 años recibirán una vacuna diferente», explicó el gobierno holandés en un comunicado.

Italia

En Italia, el uso de la vacuna AstraZeneca se recomendará a las personas mayores de 60 años, un grupo de edad en el que hay menos riesgos, ya extremadamente bajos, de padecer problemas circulatorios (trombosis). La decisión contenida en una circular fue anticipada en la tarde del miércoles 7 de abril por el presidente del Consejo Superior de Salud y jefe del Comité Técnico Científico, Franco Locatelli.