82 640x330

Vermont, Estados Unidos – Four Seasons Place

Vermont, ubicado en la hermosa región de Nueva Inglaterra, es uno de los estados más pequeños de Estados Unidos, pero no dejes que el tamaño geográfico te atraiga, ya que detrás de su pequeña proporción se esconde un impresionante follaje otoñal y fantásticos sitios de esquí que son mundialmente famosos. Vermont. Con una red de atracciones para ver, desde maravillas naturales hasta distritos comerciales e históricos, la escapada a Vermont seguramente le brindará una experiencia de viaje memorable.

Los recorridos por la naturaleza son una visita obligada, dados los tesoros naturales de Vermont. El magnífico follaje otoñal debe ser una de las atracciones más famosas del estado. Es en Vermont donde se encuentra el lago Champlain, el sexto cuerpo de agua más grande de América. Además, las Montañas Verdes, el río Connecticut y el monte Mansfield son algunas de las características naturales más famosas de Vermont, que abren el camino a emocionantes actividades al aire libre, recorridos por la naturaleza y otros eventos recreativos. Debido a que el estado es en gran parte rural, los valles, colinas, ríos y parques fértiles son lugares de interés común en Vermont.

Hay tanto que ver en Vermont, y si hay limitaciones de tiempo, tiene sentido priorizar las atracciones más famosas y famosas del mundo. Uno de los destinos turísticos del estado es el Parque Estatal Smugglers Notch, que sirve como puerta de entrada principal a la majestuosa cascada Bingham. El parque cuenta con campings, áreas de picnic y estructuras históricas. Además, Vermont tiene una gran cantidad de cadenas montañosas, lo que lo convierte en un gran lugar para esquiar, hacer caminatas, entrenar y otras actividades de montaña.

Vermont alberga uno de los museos menos convencionales de Estados Unidos, el Museo Shelburne. El museo cuenta con aproximadamente 38 áreas de exhibición para exhibir más de 150,000 piezas de arte como arte decorativo, textiles y muebles entre otros lugares. Otro museo que vale la pena visitar es el Museo de Ciencias de Montshire, donde se puede encontrar todo lo relacionado con la ciencia, la naturaleza y los animales. Hay un parque dentro del museo llamado Science Park que exhibe exhibiciones de agua, jardines y bosques. Y entre los museos históricos de Vermont, el más famoso debe ser el Hildene, hogar de la familia Lincoln. Una de sus características más destacables es el jardín de la finca, así como sus granjas donde se fomentan las mascotas.

Viajar no estará completo sin un poco de compras, razón por la cual Church Street Market es imprescindible cuando visite Vermont. Este centro peatonal de tiendas y restaurantes está repleto de pintorescas tiendas que ofrecen cocina y artesanía local, así como interesantes restaurantes que sirven la prestigiosa cocina de Vermont. Mientras tanto, si el viaje se realiza en invierno, Jay Peak Resort es el mejor lugar para los aficionados al esquí. El complejo se transforma en un acogedor parque acuático a medida que se acerca la temporada de verano, donde los visitantes de todas las edades pueden tener un día lleno de diversión nadando, escalando y practicando surf, entre otras cosas.

Finalmente, lo que pone fin a la experiencia de Vermont es experimentar con los alimentos que el estado comunica al mundo: jarabe de arce y quesos cheddar. A los comensales les encanta visitar Burlington, donde se encuentran la mayoría de los excelentes, interesantes e impresionantes restaurantes. Por el contrario, sus pequeñas ciudades como Plainfield y Hardwick son famosas por su experiencia gastronómica de la granja a la mesa. El estado también es famoso por sus microcervecerías y paga por visitar algunas de sus cervecerías tradicionales, como Vermont Pub and Brewery y Green Mountain Cidery.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *